El mejor espectáculo flamenco de Barcelona

El Tablao de Carmen presenta la mejor calidad de artistas flamencos en un local original, decorado al estilo de una “corrala andaluza”, ofreciendo un acercamiento entre el público y los artistas, a la vez que se puede cenar, tapear o tomar una copa mientras el espectáculo está en marcha. El lugar, su atmósfera y el flamenco hacen viajar al espectador en el tiempo y en el espacio.

Con 30 años de experiencia El Tablao de Carmen es, desde su apertura, en Barcelona y España, referencia del buen flamenco. “Tablao” describe el lugar público donde se puede ver flamenco, y proviene de la palabra “tabla”, material del que está compuesto el escenario y que permite dar el sonido perfecto para el taconeo de las botas de los bailaores.

CARMEN AMAYA

"Carmen”, por Carmen Amaya. El Tablao de Carmen fue concebido como homenaje a la gran bailaora Carmen Amaya (Barcelona 1918- Begur 1963), amiga de la familia fundadora del mismo.

Siendo tan sólo una niña, en 1929, bailó delante del Rey de España Alfonso XIII durante la Exposición Universal en la inauguración del pabellón que representaba a España, el Pueblo Español, en el mismo lugar donde está situado el Tablao de Carmen.

CARMEN AMAYA

Con tan sólo 12 años formaba ya parte de una de las compañías de baile de más prestigio del momento. Su proyección a la fama fue meteórica e internacional y en vida se convirtió ya en la leyenda cuya reputación pervive hasta hoy día. Siempre orgullosa de ser de Barcelona, Carmen triunfó en los grandes teatros de Europa, de Estados Unidos y de Sudamérica. Fue elogiada y admirada por personalidades del siglo XX como Charlie Chaplin, Fred Astaire, Picasso, Jean Cocteau, Orson Welles, Marlon Brando, el presidente de los Estados Franklin Roosevelt…

No habrá nadie igual

Aprendio a bailar sola. Solía decir: "El mar me enseñó a bailar"

Fue la primer bailaora que uso pantalones al bailar, causando gran estruendo en su momento.

En 1941 asó sardinias en su suite del hotel Waldorf Astoria de Nueva York. Quemando mesitas de $900 y usando como parrilla el somier del colchón. Llevaba de gira desde 1936 y no volvió a España hasta el 47.

Padeció de insuficiencia renal pero su manera de bailar eliminaba toxinas y la mantuvo viva. Murió a los 46 años.

La noche que Carmen murió Antonio Gades recorrió borracho y llorando los Tablaos de Barcelona y detuvo todos los espectáculos flamencos...

PARA MOMENTOS ESPECIALES

Patio típico de Córdoba, un sitio ideal para un aperitivo antes del espectáculo o un concierto privado. Fue aquí donde Carmen Amaya Bailó para la exposición universal de 1929.