Nacida en Barcelona, Carmen se convirtió en la bailaora más universal del flamenco.
(Barcelona 1918- Begur 1963)
Se dice que núnca ensayaba antes de actuar. Su fuego escenico es único, traspasando fronteras incenidando al mundo entero.

Carmen y el Tablao tienen una historia entrelazada

El Tablao de Carmen fue concebido como homenaje a la gran bailaora Carmen Amaya (Barcelona 1918- Begur 1963), amiga de la familia fundadora del mismo. Siendo tan sólo una niña, en 1929, bailó delante del Rey de España Alfonso XIII durante la Exposición Universal en la inauguración del pabellón que representaba a España, el Poble Espanyol, en el mismo lugar donde está situado el Tablao de Carmen.

Con tan sólo 12 años formaba ya parte de una de las compañías de baile de más prestigio del momento. Su proyección a la fama fue meteórica e internacional y en vida se convirtió ya en la leyenda cuya reputación pervive hasta hoy día. Siempre orgullosa de ser de Barcelona, Carmen triunfó en los grandes teatros de Europa, de Estados Unidos y de Sudamérica. Fue elogiada y admirada por personalidades del siglo XX como Charlie Chaplin, Fred Astaire, Picasso, Jean Cocteau, Orson Welles, Marlon Brando, el presidente de los Estados Franklin Roosevelt…

Cena con espectáculo ideal para pasar una tarde-noche en familia, en pareja o amigos

Creado en homenaje a la mítica bailaora Carmen amaya, el Tablado de Carmen ofrece desde 1988 un espectáculo de Flamenco en la más pura tradición.

Un espacio íntimo que permite ver el espectáculo de cerca mientras se disfruta de una cena, tapas o copa.