Loading...

El Tablao de Carmen, en el Poble Espanyol de Barcelona, ofrece el flamenco más genuino, ese flamenco que sólo puede venir del legado de una incomparable artista catalana, la bailaora y cantaora gitana: Carmen Amaya. Aunque muchas cosas de su vida están envueltas en misterio, la biografía de Carmen Amaya está llena de facetas y matices fascinantes importantes de conocer para entender su huella en la cultura española.

1. Carmen, la del Somorrostro

De padres gitanos y de humilde procedencia, Carmen Amaya crece en el Somorrostro, un barrio de chabolas marginal de Barcelona, hoy desparecido, pero entonces situado entre las vías del tren y el mar. Su relevancia en la historia de Barcelona queda relatada en el libro Somorrostro, mirades literàries1 de Enric H. March. La fecha de nacimiento de Carmen Amaya más aceptada es el 2 de noviembre de 1918; aunque por mucho tiempo no se supo este dato con certeza.

2. Carmen, la niña bailaora que aprendió del mar

“Mi vida y mi arte nacieron del mar. Mi primera idea del movimiento y de la danza me vino del ritmo de las olas”2. Pocos saben que Carmen fue autodidacta y su talento se hizo evidente desde que tenía cuatro años. Su padre, guitarrista flamenco conocido como el “Chino”, la hacía bailar durante largas horas mientras la orientaba y corregía. Carmen fue desarrollando su propio estilo, bailando a toda hora sobre la arena de la playa de Somorrostro y acompañando a su padre en bares y tabernas para ganar algunas monedas. Poco a poco fueron apareciendo contratos y actuaciones en teatros locales y con ellos, la fama.

3. Carmen, la pequeña que deslumbró al Rey de España

Con apenas once años de edad, Carmen y su gente actuaron en honor al Rey Alfonso XIII en 1929, con motivo de la inauguración del Poble Espanyol. “Los encargados del protocolo en la Casa Real le pidieron a Carmen que tratara al monarca de "Majestad". En cuanto apareció por allí el jefe del Estado, la bailaora dio un paso al frente y le dijo en voz alta: "Va por usté, zeñó rey"….A partir de aquel día, la amistad entre el rey posteriormente destronado y la reina del baile fue inquebrantable…”3 cuenta la revista El Mundo en su artículo “Los recuerdos ocultos de Carmen Amaya”. Medio siglo más tarde, en ese mismo sitio, se funda el Tablao de Carmen en homenaje a la gran bailaora de flamenco.

4. Carmen, la celebridad internacional

Carmen se ganó muy pronto el corazón de Europa, después de presentarse por toda España y varias veces en París. En 1936 con el inicio de la Guerra Civil española, la troupe de los Amaya sale de España hacia Portugal como se relata en “Biografía de Carmen Amaya, célebre bailaora de flamenco en Barcelona”4. Ésta fue una oportunidad para hacerse paso a América más tarde: allí pasó once años de gira los conquistando grandes teatros de Estados Unidos, Argentina, Uruguay, Bolivia, Brasil y México. Fue allí donde filmó muchas películas, grabó muchos discos y cautivó hasta al mismísimo Presidente Roosevelt, actuando en la Casa Blanca.

5. Carmen, la novia de incógnito

Carmen se casa con Juan Antonio Agüero, “tocaor” miembro de su compañía, rodeada sólo de amigos íntimos y muy temprano en la mañana en Barcelona. No hubo fiesta posterior ni luna de miel: unas horas después de la ceremonia ya estaban ambos en el escenario3. Carmen muere en 1963. Su viudo Juan Antonio Agüero se casó 5 años después con la fundadora del Tablao de Carmen.

6. Carmen, la que se fue con el mar

En 1963, Carmen Amaya participa como protagonista en la película española “Los Tarantos”, rodada en su querida ciudad natal, específicamente en los barrios de chavolas del Somorrostro y de Montjuich. Sin embargo, el frío extremo al que se expuso durante el rodaje, agravaron su salud ya debilitada por su insuficiencia renal. “No llegó a ver la película terminada. En la gira de aquel verano, durante una actuación en Gandía, le dijo a Bautista, su guitarra, mediado el espectáculo y sitiada por el dolor: ‘Andrés, terminamos’"3. Pasó sus últimos días en su casa de Begur, una típica masía catalana, frente al mismo Mediterráneo cuyas olas, según ella misma decía, la habían enseñado a bailar. La bailaora murió el 19 de noviembre de 1963 en su casa. Referencias:
  1. Somorrostro. Mirades literàries. Enric H. March
  2. La playa que fue Carmen Amaya. Historias del pellizco. Por Esteban Ordóñez. CTXT, Revista Contexto. Nro. 106. 1º de marzo de 2017.
  3. Los recuerdos ocultos de Carmen Amaya. elmundo.es Magazine. Nº 347. Domingo, 21 de mayo de 2006.
  4. Biografía de Carmen Amaya, célebre bailaora de flamenco en Barcelona. www.purefamencobarcelona.com
  5. Carmen Amaya, a todo color.‘Dominical' en un reportaje sobre el nuevo rumbo de El Tablao de Carmen. Por Núria Martorell (El Periódico, edición global) Viernes, 18/03/2016.
  6. Santander, Cantabria. Revista Adiós Cultural. http://www.revistaadios.es

Responsable de tratamiento de datos: MARASA 94 SL, B60584505, c. Arcos 9 (Poble Espanyol) , Barcelona, 08038