Loading...

Dos palabras, dos idiomas y dos pronunciaciones. Un Arte y un Pájaro. Es inevitable que un parlante de lengua inglesa se equivoque al intentar pronunciar un vocablo español, sobre todo y además, si dicha palabra se refiere a conceptos que ni siquiera existen en la cultura anglosajona.

¿Flamingo o Flamenco?

“Flamingo” y “Flamenco” parecen confundirse y sugerir una misma cosa.

En español “Flamenco” se asocia principalmente a dos cosas: un pájaro y una manifestación artística y cultural. En español la palabra “flamingo” no existe. En inglés, en cambio, para denominar al pájaro, usan la palabra “Flamingo” y muchas veces (seguramente por un asunto de pronunciación) la usan también para referirse al baile, toque y cante flamenco (a pesar de que existe la palabra “Flamenco” y que muchos la conocen, usan y pronuncian correctamente)

La lengua es algo vivo

Las palabras nacen, cambian, se usan, se olvidan y mueren. Y aunque las Academias ordenan y conservan el buen uso de las Lenguas, hoy en día gran parte del mundo anglosajón asocia “Flamingo” al Arte Flamenco. Investigando la asociación del uso de este vocablo al Arte Flamenco es muy interesante compartir con nuestros lectores y aficionados las averiguaciones sobre la historia de dicha confusión etimológica. Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española:“Flamenco, -ca”, Del Neerlandés “Flaming”. Adjetivo: 1. Natural de Flandes, región histórica de Europa. 2. Perteneciente o relativo a Flandes. 3. Dicho de un estilo pictórico que se desarrolló en Flandes en los siglos XV al XVII. 4. Dicho de una manifestación cultural o de su intérprete, de carácter popular andaluz y vinculado a menudo con el pueblo gitano.

Origen neerlandés

El neerlandés flamenco o simplemente “flamenco” es el dialecto que se habla en Flandes. En el siglo XVI se usaba el término “Flamengo” como dialecto diferenciador y para resaltar la hegemonía de las provincias del Sur de los Paises Bajos (entonces bajo dominio de la Corona española) versus la Holanda del Norte. La Guerra de los Ochenta años había enfrentado a la Monarquía española contra sus súbditos nordeuropeos. Pero la política dejó su huella: Los destacamentos del Ejército de la corona española llevaron a las campañas del Tercio de Flandes a los gitanos. En “Anatomía de la Historia. Los gitanos españoles en Los tercios de Flandes” se explica cómo este grupo de la sociedad española encontró un espacio en las tropas del ejército español. Resultaron imprescindibles en los campos de batalla. Sus cualidades en organización y jerarquía de grupos, su vida austera, su dura naturaleza, acostumbrados y resistentes a las inclemencias del tiempo y de la campaña y su gran agilidad con los caballos fueron valorados por los responsables de los alistamientos de soldados con destino a Flandes. Además en España la Ley los marginaba drásticamente y enrolarse entonces en el Ejército les otorgaba en su retorno de las campañas de Flandes grandes recompensas para su comunidad, concediéndoles a cambio de sus servicios a la Corona vecindades antes inalcanzables y eximiéndoles de prohibiciones recogidas en leyes oficiales promulgadas hasta entonces contra los gitanos. Se podría establecer una conexión entre la presencia gitana en Flandes y el origen de la palabra “Flamenco” para designar el cante y el baile mayoritariamente practicado por el colectivo gitano.

Flamencos en Andalucía

Una versión del escritor Félix Grande propone una explicación del uso y asociación de dos conceptos ( “gitanos” y “flamengo”) en una sola palabra: “Flamenco”. Así, a la vuelta de su servicio en Flandes y para distinguirlos de los gitanos españoles (los del gueto o “gitanerías” sin privilegios otorgados por la Corona) se les llamaba “gitanos de Flandes” y más adelante “los flamencos” a secas. Lo que ellos cantaban se llamaba cante flamenco y a lo que bailaban, baile flamenco... Según Félix Grande, todavía hoy en algunos lugares de Andalucía los gitanos suelen llamarse a sí mismos “flamencos” independientemente de que canten, bailen y toquen ese arte llamado así. “Flamingo” en inglés puede entenderse como “Flamenco” español. “Flamenco” en español suele entenderse como un Arte cuyo origen y esencia es español. “Flamingo” en un Tablao? “Yes, Sir!” (y no te encontrarás con un pájaro sino con músicos y artistas flamencos).