Loading...

Dos palabras, dos idiomas y dos pronunciaciones. Un Arte y un Pájaro. Es inevitable que un parlante de lengua inglesa se equivoque al intentar pronunciar un vocablo español, sobre todo y además, si dicha palabra se refiere a conceptos que ni siquiera existen en la cultura anglosajona.

¿Flamingo o Flamenco?

“Flamingo” y “Flamenco” parecen confundirse y sugerir una misma cosa.

En español “Flamenco” se asocia principalmente a dos cosas: un pájaro y una manifestación artística y cultural. En español la palabra “flamingo” no existe. En inglés, en cambio, para denominar al pájaro, usan la palabra “Flamingo” y muchas veces (seguramente por un asunto de pronunciación) la usan también para referirse al baile, toque y cante flamenco (a pesar de que existe la palabra “Flamenco” y que muchos la conocen, usan y pronuncian correctamente)

La lengua es algo vivo

Las palabras nacen, cambian, se usan, se olvidan y mueren. Y aunque las Academias ordenan y conservan el buen uso de las Lenguas, hoy en día gran parte del mundo anglosajón asocia “Flamingo” al Arte Flamenco. Investigando la asociación del uso de este vocablo al Arte Flamenco es muy interesante compartir con nuestros lectores y aficionados las averiguaciones sobre la historia de dicha confusión etimológica. Diccionario de la Real Academia de la Lengua Española:“Flamenco, -ca”, Del Neerlandés “Flaming”. Adjetivo: 1. Natural de Flandes, región histórica de Europa. 2. Perteneciente o relativo a Flandes. 3. Dicho de un estilo pictórico que se desarrolló en Flandes en los siglos XV al XVII. 4. Dicho de una manifestación cultural o de su intérprete, de carácter popular andaluz y vinculado a menudo con el pueblo gitano.

Origen neerlandés

El neerlandés flamenco o simplemente “flamenco” es el dialecto que se habla en Flandes. En el siglo XVI se usaba el término “Flamengo” como dialecto diferenciador y para resaltar la hegemonía de las provincias del Sur de los Paises Bajos (entonces bajo dominio de la Corona española) versus la Holanda del Norte. La Guerra de los Ochenta años había enfrentado a la Monarquía española contra sus súbditos nordeuropeos. Pero la política dejó su huella: Los destacamentos del Ejército de la corona española llevaron a las campañas del Tercio de Flandes a los gitanos. En “Anatomía de la Historia. Los gitanos españoles en Los tercios de Flandes” se explica cómo este grupo de la sociedad española encontró un espacio en las tropas del ejército español. Resultaron imprescindibles en los campos de batalla. Sus cualidades en organización y jerarquía de grupos, su vida austera, su dura naturaleza, acostumbrados y resistentes a las inclemencias del tiempo y de la campaña y su gran agilidad con los caballos fueron valorados por los responsables de los alistamientos de soldados con destino a Flandes. Además en España la Ley los marginaba drásticamente y enrolarse entonces en el Ejército les otorgaba en su retorno de las campañas de Flandes grandes recompensas para su comunidad, concediéndoles a cambio de sus servicios a la Corona vecindades antes inalcanzables y eximiéndoles de prohibiciones recogidas en leyes oficiales promulgadas hasta entonces contra los gitanos. Se podría establecer una conexión entre la presencia gitana en Flandes y el origen de la palabra “Flamenco” para designar el cante y el baile mayoritariamente practicado por el colectivo gitano.

Flamencos en Andalucía

Una versión del escritor Félix Grande propone una explicación del uso y asociación de dos conceptos ( “gitanos” y “flamengo”) en una sola palabra: “Flamenco”. Así, a la vuelta de su servicio en Flandes y para distinguirlos de los gitanos españoles (los del gueto o “gitanerías” sin privilegios otorgados por la Corona) se les llamaba “gitanos de Flandes” y más adelante “los flamencos” a secas. Lo que ellos cantaban se llamaba cante flamenco y a lo que bailaban, baile flamenco... Según Félix Grande, todavía hoy en algunos lugares de Andalucía los gitanos suelen llamarse a sí mismos “flamencos” independientemente de que canten, bailen y toquen ese arte llamado así. “Flamingo” en inglés puede entenderse como “Flamenco” español. “Flamenco” en español suele entenderse como un Arte cuyo origen y esencia es español. “Flamingo” en un Tablao? “Yes, Sir!” (y no te encontrarás con un pájaro sino con músicos y artistas flamencos).

Para las celebraciones de las fiestas de la patrona de Barcelona, la danza tomó la calle y en el paso San Juan se vió mucho baile!

Edición 2017 de La Mercè

La Mercè celebró este año su Festival de Danza en el Arco de triunfo. Hubo espectáculos con muestras de danza en todas sus formas. No faltó el flamenco. Y uno de los interesantísimos organizadores, Arias Fernández, para su espectáculo de “Tants Talents”, vino al Tablao de Carmen a buscar al Tete.

Una conexión instantanea

Ambos conectaron al segundo. El pasado autodidacta y callejero de Arias reconoció la frescura y la verdad del baile flamenco del Tete, Ricardo Fernández, un joven bailaor de Badalona que empezó a bailar en el Tablao de Carmen en cuanto cumplió los 16, hace un año. Dentro de un programa de bailes absolutamente diferentes (Ballet clásico, claqué, Hip Hop, jazz y flamenco) Arias unió cada uno de ellos con sus historias, respetando la esencia y personalidad de cada intérprete y cada número de baile. Así, El Tete bailó por Soleá, sin guitarra, acompañado tan sólo por el cante de Luis Fernández y la percusión del cajón de Jacobo Sánchez.

¿No conocéis al Tete?

Vale la pena citar parte de la genial presentación que hizo Arias para invitar al Tete al estrado: “¿No conocéis al Tete?, ¡pero cómo! ¿Seguro que no conocéis al Tete?” Muchos lo conocieron entonces pero para los que no lo conocen todavía pueden venir a conocerlo al barrio andaluz del Poble Espanyol donde baila cada día “en su salsa”.

Durante este otoño e invierno El Tete seguirá bailando cada día junto a su hermano El Yiyo y el imprescindible cuadro flamenco en el Tablao de Carmen.

El magazine de La Vanguardia, Fashion&Arts, nos dedica un articulo que pueden leer en el anlace siguiente: Alma Jonda

El verano 2017 ha sido ESPECIAL.

Tres espectáculos organizados por el Tablao de Carmen marcaron el veraneo de TRES CIUDADES: Santander, Bagur y Pals.

El alma del Tablao de Carmen, su actual elenco artístico y su enfoque salieron puertas afuera, al aire libre y fuera de Barcelona.

PARTE 1: SANTANDER

El primer regalo del Centro Botín a la ciudad de Santander: Carmen Amaya y El Yiyo

Homenaje a Carmen Amaya para inaugurar el Anfiteatro del Centro Botín

En Santander no hay flamenco, no hay tablaos. Pero Carmen Amaya está enterrada en Santander, de donde era su marido, Juan Antonio Agüero.

Y el Centro Botín, para inaugurar su espacio público al aire libre, diseñado por el gran arquitecto Renzo Piano, escogió un espectáculo de Flamenco.

Carmen era de Barcelona y desde ahí llegó el baile del Yiyo y de su hermano el Tete, sangre Amaya, a celebrar al aire libre, frente al mar, un flamenco inmortal.

Abrió el espectáculo un solo de guitarra, la misma guitarra de Juan Antonio Agüero, la que le tocaba a Carmen su marido santanderino.

PARTE 2: BAGUR

Aniversario del último baile de Carmen Amaya 18 Agosto 1963

En 1961, después de haber viajado por todo el mundo, Carmen Amaya y su marido decidieron comprar una casa en España y la encontraron en la Costa Brava, en Bagur. Se hizo amiga de todo el pueblo.

Desde su casa, el Mas Pinc, Carmen veía el castillo de noche y le parecía oscuro. Dijo que iba a hacer un baile para recaudar fondos e iluminarlo y ese fue su último baile.

Los hijos de los vecinos de Bagur todavía hoy viven de cerca la huella que Carmen dejó en el Pueblo. La Asociación de comerciantes de Bagur organizó este verano por primera vez un homenaje a su último baile.

PARTE 3: PALS

“Flamenco de Sangre” Producción del YIYO para el White Summer de Pals.

Durante la última edición del famoso White Summer de Pals, en Gerona, contaron por primera vez con flamenco. Y escogieron al YIyo y su espectáculo “Flamenco de Sangre” que estrenó el año pasado con su hermano el Tete.

@tablaodecarmenbcn children staring at Flamenco. They love it, they understand it.